El hombre de 50 años raptó a la joven rumana aprovechando que no sabía el idioma y estaba sola

El hombre de 50 años raptó a la joven rumana aprovechando que no sabía el idioma y estaba sola, obligándola a sufrir todo tipo de violencia sexual, de la que nacieron dos hijos, e incluso forzaba al mayor, de 9 años, a participar en las torturas a su madre. Para no se descubierto, él mismo cerraba las heridas de la víctima con hilo de pescar.

.

La Policía italiana ha detenido a un hombre de 50 años que tenía secuestrada a una mujer de 29, a la que violaba y torturaba diariamente desde hace una década. La víctima es una joven rumana que llegó a Italia cuando tenía 19 años con el objetivo de cuidar de la excompañera del que más adelante sería su raptor.

.

Con solo 19 años, la joven se encontró sola en un país desconocido sin saber el idioma. Por eso, confió en el hombre que le prometió un hogar y cuidado. Pero sólo fue un engaño. Desde 2007, el hombre la metió en el sótano sucio de una vivienda cercana a la localidad de Gizzeria, prohibiendo toda relación social y obligándola a sufrir todo tipo de violencia sexual. Una pesadilla que se volvió cada vez peor con el paso del tiempo.

.

Para evitar que escapara, el hombre cerraba la puerta con una gran cadena, obligando a la joven a vivir en un ambiente pequeño e insalubre, infestado de ratones e insectos. No tenía ni agua ni luz, los retretes estaban hechos de cubos de basura y las camas eran sólo de cartón.

.

Según medios internacionales, la mujer tenia dos hijos, una niña de 3 años y un niño de 9 años, nacidos sin ninguna ayuda de la violencia sexual sufrida. Incluso durante los dos embarazos, a la joven nunca se le permitió ver a un médico. Lejos de cesar, la violencia fue aumentando con el paso del tiempo, y según cuenta la propia víctima a los investigadores, el niño mayor fue forzado a participar en la brutal tortura infligida a su madre.

.

Precisamente las condiciones del niño son las que alarmaron a los investigadores y permitieron su liberación junto con su madre y su hermana. Detenido en el coche junto con su padre durante un control de carretera, el niño llamó la atención de los carabineros porque estaba demasiado sucio y demasiado mal vestido. Los militares exigieron ver dónde vivía y hablar con su madre. Allí encontraron a la mujer, que apareció como “esclava de su amo”. Después de años de cautiverio, casi no parecía ser consciente de las condiciones profundamente degradadas en las que se vio obligada a vivir.

.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad