Venezolanos comen iguanas

En las carnicerías de Zulia, estado venezolano, se exhiben iguanas congeladas para el consumo. La escasez de carne y la inflación -un kilo de carne de res cuesta 41 mil bolívares- ha llevado a los venezolanos a incluir al reptil dentro de su menú.

.

Quienes no pueden pagar por una iguana congelada, salen temprano a cazarla. El animal se pone a hervir y su caldo se aprovecha como consomé. Estos reptiles, junto con palomas y otras aves de menor tamaño, se han convertido en la fuente de proteína de muchos zulianos.

.

“Así estamos, como en el siglo 19, cazando lo que se comerá en el día”, expresó sarcásticamente el periodista Lenín Danieri al publicar varias fotografías en su cuenta de Twitter.

.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad