A 20 días de finalizar el año 2017, el gerente general del Gobierno Regional de Puno, Teodocio Lupa Quisocala, hace un mea culpa en señalar que las caídas en los procesos de licitación no permitieron tener una óptima ejecución presupuestal en proyectos de inversión en la entidad regional.

Bajo ese escenario, el funcionario de confianza de Luque Mamani señaló que el gasto por inversiones alcanzaría a un 80%, cuyo presupuesto deberá estar comprometido según la nueva ley ya que antes solamente se pedía la certificación.

Según el gerente, la gestión de Luque sí tiene aceptación en la población debido que así lo pudo percibir en la última audiencia de rendición de cuentas desarrollada en la ciudad de Juliaca cuando se informó sobre la situación de los proyectos de inversión, no obstante otro sector también cuestiona.

DEUDA SOCIAL
Respecto al pago de la deuda social que exigen los profesores y administrativos cesantes del Ministerio de Educación, pese a que cuentan con sentencias judiciales a su favor, el también catedrático de la Universidad Nacional del Altiplano señaló que tiene que existir la disponibilidad presupuestal.

Estos días firmé las autorizaciones de viaje para los funcionarios de las áreas pertinentes a fin de que viabilicen ante el Ministerio de Educación en coordinación con la Dirección Regional de Educación y las Unidades de Gestión Educativa Local, sentenció el funcionario.

Edición digita