Múltiples asaltos a mano armada se han registrado en la zona norte de la región de Puno, sobre todo en el mes de octubre, cuyos reportes llegaron a ser diarios y donde varias personas perdieron la vida al resistirse a estos atracos. Ante esta ‘ola’ de asaltos, un equipo de policías de la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac), la Dirección Nacional de Investigación Criminal, el equipo especial de investigación de Puerto Maldonado en coordinación con la Dirección de Inteligencia (Dirin) de Lima, lograron descubrir gran cantidad de armamento ilegal, el mismo que, según la policía, sería o habría sido usado para perpetrar asaltos en la región de Puno.

Este gran contingente de policías locales y de Lima, tras acciones de inteligencia fueron alertados de que en una casa fabricarían y repararían artesanalmente diversas armas de fuego, escopetas en su mayoría. Los efectivos llegaron hasta una casa ubicada en la primera cuadra del jirón Puno, en Tambopata – Madre de Dios. La fachada parecía ser de un local de ventas con letreros como “Depósito el Tío” y “Valdivia”, donde en realidad parecía funcionar un taller de mecánica. Al ingresar los uniformados encontraron a Jaime Lobón Chávez (42) y al costado de él, un revólver cañón corto, color negro, con el número de serie limada.

Los detectives hicieron un registro minucioso y hallaron un total 15 escopetas, todas ellas sin número de serie, diversas partes de madera para escopetas y herramientas de fierro. La policía procedió a levantar las actas de incautación correspondiente de todo el armamento.

Cabe mencionar que el equipo de policías de Lima hizo un trabajo de “avanzada”, es decir, que ante la próxima llegada del Papa, estos agentes llegaron antes para ‘limpiar’ el camino de posibles atentados. Fuentes cercanas anotaron que no se descarta que soldados y policías estarían implicados en los asaltos en el norte de Puno.

Edición digita

Buscas casa
Natural English2

Publicidad