¡Sorprendente! El inspector de tránsito acusado de recibir una “coima”, identificado como Juan Freddy Caytano Álvarez, continúa trabajando como tal, a pesar de estar investigado.

El gerente de Transportes de la Municipalidad Provincial de Puno, Waldo Gómez Poma, confirmó que el funcionario aludido continúa laborando. No obstante, mencionó que su caso está en investigación.

Según documento, a través del Informe N° 110-2017 de fecha 13 de setiembre, el subgerente de Inspecciones de Tránsito, Franklin Ancco, pone a disposición de la gerencia a Juan Freddy Caytano Álvarez, indicando que no tiene un correcto y eficiente desempeño de funciones, porque fue denunciado por el transportista Julián Quispe Camacho, quien aseguró que fue intervenido por el funcionario el pasado 11 de septiembre en inmediaciones de la avenida Simón Bolívar cuando estaba a bordo de su unidad vehicular con placa Z4Q – 783 y que le pidió una coima de 40 soles para imponerle solo un acta de verificación administrativa ya que, según él, le correspondían dos actas.

Este hecho fue registrado en un audio grabado, al ser alarmado sobre la grabación, devolvió el dinero que había cobrado.

Para el gerente Gómez Poma, pedir coima es un delito muy grave y merece ser separado de su cargo, con destitución de sus funciones, pero viene laborando con normalidad.

Edición digita