¡Increíble! Un humilde mototaxista estuvo a punto de ser asesinado por cuatro sospechosos; felizmente cuando era llevado en un taxi, fue interceptado por un patrullero, cuyos agentes al notar algo raro en el interior del vehículo, se percataron que un varón estaba siendo masacrado, de inmediato los llevaron a la comisaría, pero sospechosamente tan solo llegó el agraviado, el resto parece que se esfumó en el camino.

Los hechos ocurrieron la madrugada de ayer, Julio César Sucasaca Yana (23) iba a bordo de su mototaxi rojo con blanco, el agraviado asegura que un taxi le cerró el paso (no recuerda si era Probox o Caldina), de dicho vehículo descendieron 2 sujetos, quienes lo sacaron del mototaxi para subirlo al taxi y llevarlo con rumbo desconocido.

“Me pedían que les dé mi dinero, yo les decía que no tenía plata, comenzaron a golpearme fuerte con una piedra en la cabeza, el chofer gritaba que me maten, comencé a sangrar”, señaló Julio César.Fue en ese instante que era golpeado cuando un patrullero de la Policía apareció. “Los policías preguntaron qué es lo que ocurría, yo golpeé la ventana con mi zapato, la policía se dio cuenta y de inmediato nos detuvieron a todos, nos llevaron a la comisaría del Terminal Terrestre”, señaló.

Grande fue la sorpresa del mototaxista cuando llegaron sus familiares a la comisaría pero tan solo estaba Julio César Sucasaca Yana, los demás detenidos no estaban. “Preguntamos dónde estaban los que me golpearon, en la comisaría nos dijeron que habían escapado, que tan solo estaba el chofer del taxi, pero al consultar dónde estaba el chofer, me dijeron que lo habían liberado ya que no había orden del fiscal”, refirió, lo que causó indignación en la familia del agraviado, ya que ahora no saben a quién denunciar.

Edición digita

Buscas casa
Natural English2

Publicidad