Sandia. Una cruda realidad pasan los hombres y mujeres del programa de apoyo social Pensión 65, en la sede del Banco de la Nación, quienes desde las cuatro de la mañana hacen cola, hasta las siete de la noche. Muchos de los beneficiarios no llegan a cobrar por culpa del tedioso sistema, principal excusa que reciben por parte de los funcionarios del Banco de la Nación.

Por otro lado, los usuarios comunes igual pasan horas y horas haciendo largas colas, otros para cobrar su remuneración u otros para realizar depósitos.

Sin embargo es más doloroso cuando los ancianos fueron castigados por la lluvia. Por ello la población usuaria pide la inmediata instalación de un cajero automático, así como la apertura de ventanilla para los programas sociales.

Edición digita

Buscas casa
Natural English2

Publicidad