Millones de cristianos en todo el mundo se preparan para celebrar la Navidad, como en Belén, donde según la tradición cristiana nació Jesucristo, pero las tensiones seguían latentes en la región tras la ola de indignación causada por la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

.
El controvertido anuncio efectuado el 6 de diciembre por el presidente estadounidense, Donald Trump, desató manifestaciones y enfrentamientos en varios países y también en Belén, donde los cristianos celebran el nacimiento de Jesucristo con una misa a medianoche.
.
En este contexto, el papa Francisco lanzó este domingo en El Vaticano, al final de Angelus, un llamado a la “paz para todo el mundo, especialmente para los poblaciones que más sufren por culpa de los conflictos”.

Edición digita

importar de  china