A sus 26 años, Merry Christmas Tanta Carlos es un hombre acostumbrado a los apodos. En casa, por ejemplo, su familia le llama Negro. Y en su barrio, en el distrito de Parcona (en Ica), él es más conocido como Pelón o Tanta. A Merry Christmas no le sorprende que sus nombres causen perplejidad a los desconocidos. Algunas veces ha tenido que mostrar su DNI para que no le tomen por mentiroso e incluso le han pedido que cuente la historia de por qué sus padres –un transportista y una enfermera- decidieron bautizarlo con términos equivalentes a “Feliz Navidad”. A él no le incomoda narrar su historia. Aunque su nombre desate carcajadas, Merry Christmas es un tipo que opta por el sentido del humor.

.

Según su propio testimonio las cosas sucedieron por una mezcla de voluntad y casualidad. En 1990, un año antes de su nacimiento, su madre Jenny Carlos –por entonces muy aficionada al fútbol- vio en la televisión a un jugador que se llamaba Christmar. El nombre le gustó y le pareció adecuado bautizar así a su hijo. En octubre del año siguiente, Jenny dio a luz a un par de gemelos. El que nació primero se llamó Merry Praia y el segundo se iba a llamar Merry Christmar. No obstante, por un error tipográfico, en el registro civil reemplazaron la “r” final con una “s”. Pese a esto, Merry Christmas Tanta nunca ha pensado corregir el antiguo error del registro ni modificar su identificación de ninguna forma.

 .
 “Aunque a veces me cantan villancicos, nunca he sufrido ‘bullying’ y no me molesta que me hagan bromas. Estoy feliz con mis nombres”, contó Carlos.
.
Entrevista: diario El Comercio

Edición digita