Desde temprano diversos arequipeños se juntaron en la Plaza de Armas para mostrar su indignación por el indulto a Alberto Fujimori. Ellos realizaron el tradicional lavado de bandera.

Edición digita