El jefe de Estado, Pedro Pablo Kuczynski, señaló hoy que de acuerdo a la prerrogativa que le otorga la Constitución, otorgó el indulto al expresidente Alberto Fujimori por razones humanitarias. “Estoy convencido que quienes nos sentimos demócratas no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión, porque la justicia no es venganza”, aseveró el mandatario.

.
En un Mensaje a la Nación, explicó que todo indulto es, por esencia, controversial y que su decisión ha sido “compleja y difícil”.  Esta ha sido quizás la decisión más difícil de mi vida. Se trata de la salud y las posibilidades de vida de un expresidente del Perú que habiendo cometido excesos y errores gravísimos fue sentenciado y ha cumplido ya doce años de condena”, agregó.
.
Kuczynski manifestó que “las heridas abiertas solo podrán cicatrizarse a partir de un esfuerzo reconciliador y de una voluntad de la que todos debemos formar parte. Tenemos que persistir, persistir y persistir para llevar nuestro Perú a un bicentenario fraterno de paz y prosperidad”. El mandatario se dirigió a los jóvenes a quien les invocó pasar esta página, y no dejarse llevar por las emociones negativas que pueden paralizar el desarrollo de nuestro país. “Les que las emociones negativas heredadas del pasado no limiten los objetivos que tenemos que alcanzar para terminar de vencer la pobreza que todavía aqueja a tantos de nuestros hermanos. No nos dejemos llevar por el odio, no paralicemos nuestro país, pasemos esta página y trabajemos juntos por nuestro futuro, que es jóvenes del Perú, su futuro”, precisó.
.
Reiteró que su decisión en beneficio de Fujimori estuvo amparada en las funciones que la Constitución le otorga y “se asienta en razones humanitarias” y en lo que considera mejor para el futuro de nuestro país, “para el futuro de nuestros hijos”. Kuczynski comentó que como candidato en la última campaña presidencial propuso una ley que hiciera posible el arresto domiciliario para personas de su condición, pero el Parlamento no recogió esta propuesta.
.
Desde entonces, como primer mandatario, siguió con preocupación el deterioro gradual en el estado de salud de Alberto Fujimori, quien se encontraba detenido y sancionado justamente desde hace doce años por la justicia peruana.  “A todos nos es evidente que su gobierno, que heredó al inicio de la década de los años 90 un país sumido en una crisis violenta caótica, incurrió en transgresiones significativas a la ley, al  respeto por la democracia y los derechos humanos. Pero también creo que su gobierno contribuyó al progreso nacional”, remarcó.
Kuczynski dijo que suscribe este mensaje “como testimonio de mi decisión, una de conciencia, la cual someto respetuosamente ante el tribunal de la historia”. Finalmente, agradeció a todos por escucharlo, y envió un abrazo por Navidad.

Edición digita