Acora. Ayer al promediar las 10 de la mañana, a la altura del centro poblado de Capalla, una combi de servicio de pasajeros, terminó dando dos vueltas de campana luego que el conductor perdió el control de la unidad vehicular de placa de rodaje X1T-797, de color blanco, perteneciente a la “Empresa Tours Ilave”, por la supuesta excesiva velocidad que imprimía.

Según los propios pasajeros el piloto habría esquivado un hueco de la pista, y perdió el control del vehículo.En el hospital de Ilave se atiende a 13 heridos, mientras que otros tres se habrían trasladado al hospital regional Manuel Núñez Butrón, con su propio peculio.

Asimismo, los familiares de los heridos exigen una profunda investigación y que la empresa de transportes se haga responsable de los gastos para la recuperación de las víctimas.

Edición digita