La ciudad australiana de Sídney recibió el 2018 con espectaculares fuegos artificiales, dando comienzo a las festividades que tendrán lugar en todo el mundo con motivo del cambio de año.

.
La primera gran fiesta de Año Nuevo reunió a más de 1.5 millones de espectadores en la costa australiana mientras los fuegos artificiales iluminaban el cielo nocturno.
.
El espectáculo pirotécnico incluyó una cascada arcoiris para celebrar la reciente legalización del matrimonio homosexual en Australia, tras una encuesta ciudadana en la que la mayoría de la población se mostró a favor del cambio.
.
“Es una forma maravillosa de despedirse de 2017, el año en que cuatro de cada cinco habitantes de Sídney pronunciaron un rotundo ‘sí’ a favor de la igualdad en el matrimonio”, declaró Clover Moore, la alcaldesa de la ciudad australiana.
.
El actor Hugh Jackman añadirá glamur a la ocasión con un juego pirotécnico de 20 segundos, con el que cumplió su sueño de diseñar unos fuegos artificiales para su ciudad natal.

Edición digita

importar de  china