Las fiestas de fin de año trajeron consigo varias consecuencias, entre ellas la ingesta de bebidas alcohólicas principalmente entre jóvenes que celebraron hasta horas de la mañana ayer. Debido a esta situación y con una gran cantidad de personas en estado de ebriedad que aún seguían en las calles, agentes de Serenazgo Municipal tuvieron que conminar a que retornen a sus casas.

En el centro de la ciudad y barrios aledaños se auxiliaron hasta 15 personas que por su avanzado estado etílico incluso se quedaron dormidos en bancas y veredas de la calle y el parque Pino. “Se auxilió un promedio de 15 personas de ellas a unos 7 los instamos a retirarse a sus domicilios, los demás debido a su estado de embriaguez y ya que no reaccionaban porque se quedaron dormidos incluso en bancas del parque Pino, los trasladamos al hospital”, indicó Carlos Marmanillo, jefe operativo de Serenazgo Puno.

Varios jóvenes fueron hallados en calles durmiendo luego de las celebraciones afortunadamente para ellos los agentes del orden pudieron intervenirlos antes que sean asaltados o en el peor de los casos morir a la intemperie.

Edición digita

Natural English2
Buscas casa

Publicidad