Máximo Jiménez Vilcayauri

Es uno de los seis sobrevivientes de la tragedia del serpentín de Pasamayo, que cobró la vida de 48 personas, pero su historia de cómo su instinto de supervivencia le sirvió para salvarse.

.

Máximo Jiménez Vilcayauri, de 24 años, logró saltar a tiempo y quedó en la parte superior del acantilado. De haber sido arrastrado hasta el fondo del barranco, posiblemente su final hubiera sido distinto.

.

A salvo, Jiménez Vilcayauri subió a la pista y tomó un auto particular rumbo a Chancay. En el nosocomio de esta ciudad, los médicos solo le diagnosticaron una fractura en el brazo.

.

“Él refiere que al ver que el ómnibus se precipitaba, él se ha tirado y ha caído al piso antes de que el ómnibus se desbarranque al precipicio. Por eso es que solo tiene golpes sin consideración y está en emergencia del hospital”,  declaró a la prensa Víctor Virú, director del hospital de Chancay.

.

Máximo Jiménez Vilcayauri está fuera de peligro, pero por precaución en las próximas horas será sometido a una evaluación para descartar un posible traumatismo encefalocraneano.

.

Edición digita