Lamentó que, con frecuencia, nos contentemos “con mirar al suelo”.

Lamentó que, con frecuencia, nos contentemos “con mirar al suelo”. “¿Sabemos todavía levantar la vista al cielo?”, se preguntó el papa Francisco e invitó a todos a volver a ver hacia lo alto, pero con inteligencia, pues advirtió que “hay estrellas deslumbrantes que despiertan emociones fuertes, pero que no orientan en el camino”.

.

“Eso es lo que sucede con el éxito, el dinero, la carrera, los honores, los placeres buscados como finalidad en la vida. Son meteoritos: brillan un momento, pero pronto se estrellan y su brillo se desvanece”, recalcó durante su homilía por la fiesta de la Epifanía.

.

En su opinión, esas son “estrellas fugaces que, en vez de orientar, despistan. En cambio, la estrella del Señor no siempre es deslumbrante, pero está siempre presente: te lleva de la mano en la vida, te acompaña. No promete recompensas materiales, pero garantiza la paz y da, como a los Magos, una inmensa alegría”.

.

Edición digita

Natural English2
Buscas casa

Publicidad