Azángaro. Hasta la fecha ya son dos las muertes maternas indirectas reportadas por el Ministerio de Salud.
El primer caso se registró 2 de enero en el hospital Carlos Monge Medrano cuando la joven madre Amelia Amanda Turpo Leqque (25), falleció tras haber dado a luz, producto de una embolia cerebro vascular, dejando un menor en orfandad.
La madre fue transferida del Centro de Salud del distrito de Crucero; esta muerte materna sería accidental.

El segundo caso ocurrió la mañana del último jueves cuando Nilda Quispe Turpo tomó la fatal decisión de quitarse la vida, ahorcándose en un árbol cerca a su vivienda en la comunidad de Choquesani, distrito de San Antón.
La mujer se encontraba embarazada, lo que representa una muerte materna indirecta.
En tanto, se investiga los motivos que llevaron a la gestante a quitarse la vida.

PREVENCIÓN
Cabe señalar que el embarazo en adolescentes es riesgoso, por ello deben de acudir al Centro de Salud más cercano para atenderse y llevar un embarazo controlado sin ningún riesgo a perder la vida. Además, son importante los cuidados por los familiares a las madres después del parto, para que puedan recuperarse tras haber dado a luz.

Edición digita

importar de  china