Subraya que ser “anónimos y sordos” ante las injusticias lastima el alma del pueblo.

El papa Francisco pidió hoy a todos los fieles católicos rechazar la “globalización de la indiferencia” frente a los que sufren, y seguir el ejemplo de Jesús, quien predicó el evangelio como respuesta a las injusticias de las que fue testigo en su época.

.

Durante la Homilía que pronunció durante la misa en la Base Aérea de Las Palmas, en Surco, el Sumo Pontífice recordó que existen actualmente “no ciudadanos”, o personas que no han logrado conseguir los medios adecuados para desarrollar su vida personal y familiar.
.
Recordó que estas personas, a quienes denominó “sobrantes urbanos”, viven al borde de los caminos o al margen de las ciudades, sin condiciones necesarias para llevar una vida digna. Duele -agregó- constatar que entre ellos están los rostros de niños y adolescentes, es decir, el “rostro del futuro”.
.
El Papa Francisco subrayó que, ante esta realidad, surge el llamado “síndrome de Jonás”, es decir, la decisión de huir y desconfiar y volverse indiferente frente al dolor de los demás.
.

Edición digita