El mensaje tiene como objetivo logar un acuerdo histórico entre el Vaticano y la China comunista.

El mensaje tiene como objetivo logar un acuerdo histórico entre el Vaticano y la China comunista sobre el nombramiento de obispos. “El 15 de febrero, en el Extremo Oriente y diversas partes del mundo, millones de hombres y mujeres van a celebrar el nuevo año lunar”, recordó el sumo pontífice en el Ángelus el domingo ante miles de personas en la plaza San Pedro.

.

“Envío un saludo cordial a todas sus familias, deseándoles que vivan siempre cada vez más la solidaridad, la fraternidad y el deseo del bien, contribuyendo en crear una sociedad en donde cada uno es escuchado, protegido, sostenido e integrado”, agregó.

.

“Invito a orar por el don de la paz, tesoro precioso, a buscar con compasión, clarividencia y coraje”, insistió el papa. El Vaticano, que decidió reconocer pronto a siete prelados nombrados por el régimen comunista, se acerca a un acuerdo con Pekín sobre el espinoso tema del nombramiento de los obispos.

.

Los 12 millones de católicos chinos están divididos entre una “Asociación patriótica” cuyo clero es elegido directamente por el Partido Comunista y una Iglesia no oficial cuyos obispos son nombrados por Roma y son sólo tolerados por Pekín.

.

Edición digita

Buscas casa