Fuente: Sunarp

Arequipa. Durante el año pasado  5 mil 18 arequipeños hipotecaron sus bienes a entidades financieras (bancos, cajas municipales, cooperativas, entre otros) para pedir préstamos.

La cifra es apenas 4.65% más a la registrada en 2016, año en que 4.795 personas se animaron a empeñar sus propiedades.

Un año antes, en 2015, las hipotecas en la región crecieron a un ritmo de 8%. Y los años anteriores tuvieron un registro similar.

La cosa es preocupante para los economistas porque – aseguran –  revela una suerte de frenazo en la economía local en 2017.

.

Política causó miedo

El economista Carlos Revilla dice que si bien la oferta de créditos financieros crecieron el año pasado (por la cantidad de instituciones financieras y préstamos más atractivos), los arequipeños se mantuvieron herméticos y reticentes a hipotecar sus bienes por temor a la inestabilidad económica y política del país.

Graficó su tesis con el sector construcción. Contó que este rubro creció solo 4.78% durante el primer semestre de 2017. Y recién repuntó, se recuperó, en setiembre con 8.76% de crecimiento.

“¿Qué pasó? Sucede que la inversión privada se paralizó por el escándalo de corrupción de Odebrecht, la salida de ministros y el pedido de vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski”, explica.

.

¿Qué es una hipoteca?

La hipoteca no es otra cosa que el método en el que un ciudadano empeña su bien a un banco, caja municipal u otra entidad financiera a cambio de dinero.

Es una suerte de “garantía”  que le da a la entidad para asegurarle que pagará su adeudo.

El prestamista inscribe el bien en la  Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp) para que tenga validez.

La Sunarp informó que el 99% de hipotecas se registra sobre bienes inmuebles como casas, departamentos  y terrenos.

Durante el 2017 Arequipa se situó como la tercera región del país con más número de gravámenes por tercer año consecutivo.

De las 92 mil 305 hipotecas inscritas en el 2017 en todo el Perú, Lima lideró con 55.999 registros, seguido de La Libertad (5.133) y Arequipa (5.018).

Sin embargo, en el ranking basado en su crecimiento de 2017 (apenas 4.65%) se posicionó en el puesto 11 a nivel nacional.

Fue Puno la región que lideró el ranking porque creció en 77.43%. Pasó de 421 hipotecas en  2016 a 747 anotadas el año pasado.

El segundo lugar es Madre de Dios (40.37%), Tumbes (6.15%), Cajamarca (14.77%), entre otros (ver infografía).

.

Riesgos de hipoteca

Pero las hipotecas tienen riesgos y reglas de juego claras: Si hay incumplimiento de deudas, los acreedores pueden apropiarse del bien.

El abogado Dante Aréstegui advierte que el Código Civil contempla que si el prestamista incumple el contrato o no paga conforme a los plazos, el acreedor (banco, entidad financiera, etc.) puede vender el bien hipotecado.

En ese sentido, el profesional resalta que la inscripción del bien inmueble en la Sunarp es importante, pues la hipoteca solo se constituye formalmente cuando se inscribe en la Sunarp. Sin la inscripción en esta entidad, la hipoteca no tiene validez.

Así como es importante inscribir la hipoteca, también es importante  levantar la misma luego de cancelar una deuda a una entidad financiera.

Mientras no se haga el levantamiento el propietario puede adquirir nuevos préstamos y tampoco vender la propiedad por encontrarse con gravamen.

Aréstegui advierte que el dueño del inmueble, una vez cancelada la deuda, debe elaborar una minuta de levantamiento de hipoteca donde el acreedor acepte que se extinguió la deuda.

El trámite es obligatorio para la entidad financiera y demora 15 días, conforme a los plazos de Ley.

El levantamiento debe realizarse ante un notario colegiado y autorizado.

En Arequipa el costo del trámite bordea los S/ 300, dependiendo de la notaría.

En seguida este levantamiento también debe  inscribirse en la Sunarp. El costo bordea los  28 soles.

La entidad tiene 15 días para expedir la constancia donde se “limpia” el gravamen al inmueble.

.

Fuente: Sunarp

Fuente: Sunarp

.

Edición digita

Buscas casa