Tacna. La Contraloría General de la República, a través del órgano de control institucional (OCI) del Proyecto Especial Tacna (PET), advirtió riesgos en la contratación directa de los servicios de supervisión de dos obras valorizadas en más 176 millones de soles que permitirán trasladar agua de la zona andina a la ciudad de Tacna.

.
Los informes de acción simultánea N° 005-2018-OCI-3413-AS y N° 006-2018-OCI-3413-AS, que contienen observaciones y recomendaciones, fueron remitidos al titular de la entidad el 27 de febrero último con el fin de mitigar los riesgos que pondrían en peligro la efectiva supervisión de las obras “Canal de conducción Vilachaullani, Calachaca-Chuapalca” y “Planta de bombeo Ojos de Copapujo”.

.
Entre los hechos encontrados se observó que el PET no habría realizado ni culminado las convocatorias de los procedimientos de selección para cada uno de los servicios de supervisión de la obra sino, por el contrario, vendría procediendo a la contratación directa de los mismos, sin considerar los requerimientos de profesionales, equipo y experiencia de la empresa supervisora. Esto trasgrede lo establecido en el expediente técnico y la normativa de contrataciones del Estado.

.
Luego de verificar que el PET no implementó las recomendaciones de los informes de control simultáneo, el 6 de marzo la Contraloría remitió un oficio al titular de la entidad, en el cual se le comunicó que, contrariamente a lo esperado, su administración emitió dos órdenes de servicio para la supervisión sin procedimiento de selección.

.

VILAVILANI
Las obras del canal de conducción Vilachaullani-Calachaca-Chuapalca y la planta de bombeo Ojos de Copapujo son componentes del proyecto “Mejoramiento y ampliación de la provisión de agua para el desarrollo agrícola en el valle de Tacna, Vilavilani II Fase I” y se ejecutarán en la provincia andina de Tarata. Ambas obras fueron licitadas en diciembre de 2017.

Edición digita

importar de  china