El pasado sábado 10 de marzo la combi de placa de rodaje Z9T-961, de la Empresa Qquejon Tours conducido por Juan Laura Paricanaza (23), atropelló y mató a Guillermina Luque Hilasaca (40), quien vendía emolientes en su triciclo. La combi, embistió a la mujer y la arrastró por más de diez cuadras, pese a todo este hecho, ayer el Poder Judicial decidió no aceptar el pedido de prisión preventiva contra el irresponsable joven que conducía en total estado de ebriedad.

La juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, doctora Penélope Najar Pineda, fue quien decidió dictar la comparecencia restringida contra Juan Laura, el argumento fue que ya había existido una transacción extra judicial entre los deudos y el acusado.
Juan Laura presentaba 2.38 gramos de alcohol (El mínimo es 0.5), el Ministerio Público solicitó la prisión preventiva, sin embargo la juez señaló que al existir la transacción extrajudicial (Por 10 mil soles) ya no se podía acusar al chofer por el delito de homicidio culposo además de no existir la pluralidad de víctimas (Solo hubo una muerta), por lo que declaró infundado el pedido, extrañamente no hubo familiares de la víctima en la audiencia.

La juez determinó que la comparecencia con restricciones se tiene que dar con varios detalles, por ejemplo el acusado debe presentarse cada 15 días al Poder Judicial, asimismo debe acudir a todas las citaciones, Juan Laura queda prohibido de beber alcohol y debe someterse a un tratamiento psicológico.

El hecho ha concitado la atención de toda la población juliaqueña, la mujer fue arrastrada por más de 10 cuadras, el conductor se retiró feliz de la audiencia y al parecer no mostraba un grado de arrepentimiento, el juicio continuará pero tan solo será por delito de fuga luego de accidente.

Edición digita

importar de  china