Sandia. A tres días de haber registrado los datos provocados por los huaicos, que cayeron en la ciudad de Sandia, las labores para volver a la calma continúan incesantes.

Desde tempranas horas, los pobladores, sus autoridades y personal del Ejército y de la Policía, efectúan labores en los lugares inundados.

Las autoridades exigen que se declare en emergencia la provincia, ya que los estragos han obstruido las carreteras al interior de la provincia e incomunicado a muchos pueblos con el corte de la señal telefónica. Las lluvias siguen azotando esta parte del país.

.

 

 

Edición digita

importar de  china