Tacna. El vicegobernador regional de Tacna, Guzmán Fernández Delgado, exigió ayer la anulación del contrato firmado con el consorcio J&M Nazareth para la ejecución de la obra de la planta de bombeo de agua Ojos de Copapujo luego de que el órgano de control interno (OCI) del Proyecto Especial de Tacna (PET) advirtiera la existencia de presunta documentación falsa en la propuesta técnica de la empresa.

.
La autoridad responsabilizó de no haber previsto esta irregularidad al comité de licitación de la obra, que estuvo integrado por José Miguel Fernández como presidente, Larry Neyra como primer miembro suplente y José Carlos Huertas como segundo miembro.

.
“El comité, inmediatamente entregada la buena pro, debió verificar si los documentos son ciertos o no, no esperar que el OCI se pronuncie. Si es que son documentos falsos, lo que se debe hacer inmediatamente, a pesar que de se haya firmado el contrato, debe ser declararlo nulo, según mi análisis”, manifestó.

.
Fernández opinó que dicha advertencia debe ser inmediatamente informada al Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) y la Fiscalía. Dijo que al no haberse ejecutado todavía la obra, la norma estipula que se anule el contrato, lo que se debería hacer de oficio.

.

RESPONSABILIDADES
“Si continúan (la ejecución) ellos asumen todas las responsabilidades, empezando por el gobernador (Omar Jiménez)”, refirió la autoridad regional.

.
En otro momento Fernández Delgado dio a conocer que el último viernes viajó a la zona andina para visitar las comunidades de Kovire y Mamuta, zonas de influencia de la obra del canal de Vilachaullani, donde -según dijo- la mayoría de la población está de acuerdo con la ejecución del proyecto hídrico.

Edición digita

importar de  china