Alto de la Alianza. La coordinadora de la estrategia contra la tuberculosis (TBC) de la Dirección Regional de Salud de Tacna, María Carpio de Sánchez, informó que el año pasado fallecieron en la región doce personas como consecuencia de la enfermedad. Sin embargo, las muertes también tuvieron influencia de comorbilidades como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), la diabetes, insuficiencia renal y males de adultos mayores.

.
Detalló que en el 2017 se presentaron 385 casos de TBC, de los cuales el 98 % fueron pulmonares, siendo esta la forma más contagiosa. El 2 % fueron casos de TBC extrapulmonar, que puede ser en el estómago, piel, ocular, renal, genital o pleural. Esta última es la más benigna y con el tratamiento puede revertirse.

.
En la provincia Tacna el año pasado se reportaron 372 casos de TBC, ocho en Jorge Basadre, dos en Tarata y ninguno en Candarave. En lo que va del año se tiene cerca de 90 casos, debido a que cada mes se presentan alrededor de treinta nuevos casos de la enfermedad.

.
Carpio Sánchez explicó que la cantidad de casos se ha reducido, a diferencia de años anteriores, cuando Tacna se ubicaba dentro de los cinco primeros departamentos a nivel del país. En el 2017 la región se ubicó en el sexto lugar.

.
Indicó que la variedad de TBC que se reporta en los penales se ha agudizado de 5,7 % en el 2016 a 6 % en el 2017, siendo el único mal que se ha incrementado.

.
Asimismo, la especialista indicó que aproximadamente el 6 % del total de los apcientes abandonaron el tratamiento durante el año pasado, los cuales tiene altas probabilidades de morir y contagiar a su entorno familiar. “Los que abandonan son el drogadicto, el alcohólico, los resistentes también abandonan, porque su tratamiento no es de seis meses sino de dos años y todos los días tiene que tomar once píldoras”, señaló.

Edición digita