Ilave. Desde hace algunos años, los estudiantes de la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez (UANCV) filial Ilave, exigen la construcción de su local institucional en la ciudad aymara, además de mejoras en la parte académica que suponía el cambio de algunos docentes. Esto generó represalias inmediatas.

Los dirigentes universitarios así como quienes levantaban la voz de protesta eran incorporados en una “lista negra” para escarmentarlos de manera ‘ejemplar’. El castigo a las propuestas o actitud contraria contra ciertos docentes y también contra la responsable de la filial, se cifraba en la desaprobación sistemática de ciertos cursos.
Ayer un grupo de jóvenes universitarios de diversas carreras profesionales llegaron desde Ilave a la ciudad de Puno para denunciar estos actos con medios probatorios.

Miguel Ángel Escobar Cáceres, alumno del XII semestre de Derecho, mostró un documento que sería esta “lista negra”, conteniendo el nombre de 22 estudiantes de diferentes semestres académicos a quienes 39 docentes perfectamente identificados deberían desaprobar.

La escandalosa nómina perteneciente al año lectivo 2016, era dirigida a los catedráticos con la indicación respectiva, y al final llevaba la firma de la directora de la filial, Susana Cutipa Escobar, quien en su momento negó haberlo firmado, pero el año pasado lo sometieron a un peritaje, arrojando que la rúbrica pertenecía a la susodicha.

“El caso llegó al Consejo Universitario, sin embargo no pasó nada, lo que pasa en Ilave parece no importar a las autoridades de la UANCV”, sostuvo el estudiante. A esta grave denuncia, se suma otra prueba documentada. Esta vez se trata de la renuncia de Fredy Flores Zirena, quien en una carta agresiva, expone que dejará de dictar clases en la carrera de Derecho, por hostigamientos de Susana Cutipa y porque “me he negado a desaprobar a los alumnos que opinan en su contra”. “Hemos revisado esa relación (“lista negra”) y muchos alumnos hemos sido jalados, pero hay docentes que no hicieron caso, a ellos no se les renovó el contrato. En mi caso, yo he sido víctima, otros compañeros también. Esta señora se cree intocable, pedimos que la retiren porque no merece dirigir una universidad”, expresó Escobar Cáceres.

NO RESPONDE
Sin Fronteras se contactó vía celular con la aludida directora, pero esta se negó a declarar. Al otro lado del teléfono nos respondió una mujer, quien dijo que Susana Cutipa no se encontraba. Cuando le dijimos -es usted-, cortó la llamada.

LA RETIRAN
El rector de la UANCV, Julio Huamán Meza, dijo estar indignado por estos sucesos y aseguró que tras enterarse de esos documentos, tomó la decisión de cortar el contrato a la responsable de la Filial Ilave. “Solo va a trabajar hasta este fin de mes, vamos a cambiar de director, también pediremos que se abra un proceso administrativo para determinar responsabilidades”, subrayó el rector.

Edición digita