Puno. En horas de la mañana de ayer, a través de las emisoras regionales de Puno, indignados padres de familia del tercer año de la Institución Educativa Primaria N° 71001 “Miguel Grau” de la ciudad de Puno, denunciaron que eran obligados por los docentes a la compra de costosos libros y, para colmo, de una determinada librería.

Ante este claro direccionamiento, el responsable de la Oficina Defensorial, junto a los representantes del Órgano de Control Interno (OCI) de la UGEL Puno, intervinieron de inmediato a dicho plantel educativo.

El defensor del Pueblo de Puno, Jacinto Ticona Huamán, luego de sostener una reunión con el director de ese colegio, informó que si bien la autoridad dijo desconocer el asunto, se comprometió a efectuar las indagaciones correspondientes no solo en todas las secciones del tercer año sino en el 100% del centro de estudios, a fin de tomar medidas correctivas.

Recordó que de acuerdo a la Resolución 516 – 2007 del Ministerio de Educación, está completamente prohibido exigir a los padres de familia y/o alumnos a la adquisición de textos escolares, uniformes y buzos escolares, bajo responsabilidad. “No se puede exigir u obligar la compra de textos escolares, por ninguna modalidad y en ningún nivel educativo”, subrayó.

A menos que ello sea un acuerdo del Comité de Aula, tras un consenso y aprobación de los padres de familia. “Pueden decidirlo así, pero eso debe constar en acta”, añadió.

Edición digita