Cercado. Los padres y madres mayores de 65 años que vivan en pobreza pueden exigir a sus hijos que les paguen pensiones para subsistir (alimentación, salud y vivienda). El mandato está basado en el artículo 474 del Código Civil. La norma cobró mayor rigurosidad con la reciente aprobación del reglamento de la Ley de la Persona Adulta Mayor Nº 30490.

Juan Luis Cervantes Ticona, integrante de la Mesa Concentrada del Adulto Mayor, explicó que la mesa logró, después de un año, la aprobación de dicho reglamento, que será publicado en los siguientes días en el diario El Peruano. La mesa alberga a 500 asociaciones integradas por 50 a 100 adultos mayores. En la Ley Nº 30490 se fija obligaciones para los hijos, el cónyuge, conviviente, nietos y hermanos que permitan velar por la integridad de los padres y madres.

“Es importante que los adultos mayores sepan que pueden pedir asesoría en los centros del Ministerio de la Mujer; allí los especialistas canalizan la denuncia para que llegue a proceso conciliador o un proceso judicial”, indicó.

Manifestó que no hay demandas de padres porque no conocen la norma.

“Hoy en día se envejece más pronto. Por ejemplo, hay el priorismo, enfermedad que ataca antes de los 50 años; una persona comienza a tener lagunas mentales que tenía desde los 65 años. Muchos necesitan de sus hijos, y están solos”, indicó.

Este informe fue expuesto ayer en la reunión mensual de la mesa que se desarrolló en la sala Mariano Melgar de la Unsa.

.

Edición digita