Azángaro. Hoy en la mañana, los ingenieros, especialistas, técnicos y trabajadores de la obra Mejoramiento de Carretera Azángaro-Salinas tomaron el campamento ubicado entre Salinas y Azángaro. Los protestantes aducen que el ingeniero supervisor es abusivo y maltratador.

Pero las cosas cambian cuando el Ingeniero Ismael Ortiz supervisor de la obra descubrió el presunto robo de casacas en la cual estarían involucrados el almacenero y otros profesionales mostrando una planilla de nombres quienes supuestamente las habrían recibido (hecho comprobado), pero que nunca fueron entregadas, por lo que se presume que fueron robadas.

A ello se suma la mala calidad de ejecución de la obra por parte del residente y especialista. Sin Fronteras recorrió la vía y se pudo comprobar la calamidad en la que se encuentra este proyecto del gobierno regional.

Mientras tanto el grupo de protestantes se encerraron al interior de la Institución Educativa, evitando el ingreso de cualquier persona, incluyendo la prensa que se ha constituido al lugar.

.

Edición digita

importar de  china