Tacna. En ceremonia fúnebre oficiada por el obispo Marco Antonio Cortez Lara, el obispo emérito de la Diócesis de Tacna y Moquegua, Hugo Garaycoa Hawkins, fue sepultado en la cripta de la catedral. Durante la eucaristía Cortez Lara nombró “ángel de la diócesis” a su antecesor.

.
Garaycoa Hawkins se convierte en el segundo obispo cuyos restos mortales son depositados en la cripta de la catedral de Tacna. El primero fue el primer obispo de la diócesis, Carlos Arce Masías.

.
“Dios prometía a este pueblo que le iba a enviar un pastor parecido a Él, que apacentara a su pueblo con la verdad y la justicia, con la mirada, con la mano en el corazón, y así ha sido monseñor Hugo para esta iglesia”, manifestó Cortez Lara.

Edición digita

importar de  china