Puno. Ahora en el penal de Yanamayo ya no solo se reportan ingresos ilegales de teléfonos celulares o chips, sino también de droga, la misma que se comercializaría dentro del mencionado establecimiento penitenciario.
El último jueves en la mañana, cerca de las 10:45 horas, el personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) descubrió una envoltura en cuyo interior había una sustancia ilegal.

PRESENCIA POLICIAL
Los servidores del INPE inmediatamente llamaron a los policías del Departamento Antidrogas (Depandro) Puno, y a los efectivos de la Comisaría de Alto Puno. Estos últimos agentes, al mando de un alférez y un teniente, ingresaron al establecimiento penitenciario, exactamente al patio del pabellón 2 “B”. En este espacio, habían tres bancas ubicadas en forma triangular, y en medio de estas había una bolsa de plástico transparente.

KETES DE DROGA
El elemento fue revisado por el personal especializado, los mismos que notaron que el envoltorio estaba cubierto por un preservativo de color amarillo, en cuyo interior se hallaron 57 muestras tipo ketes en hojas de papel de biblia, los mismos que contenían una sustancia blanquecina.
Según fuentes policiales, esta sustancia sería pasta básica de cocaína (PBC).
Posteriormente y por disposición del fiscal de turno, el perito de la PNP realizó una prueba de manera aleatoria con el método del isopado, la misma que salió positivo para clorhidrato de cocaína.

DUEÑO DE LA DROGA
De la misma forma, los peritos efectuaron una prueba de barrido y adherencia en el interno de nombre Javier Ramírez Murillo (59). Este interno es de nacionalidad colombiana y purga condena por el delito de Tráfico Ilícito de Drogas (TID). El resultado del examen aplicado a Javier Ramírez, salió positivo. Las autoridades presumen que la droga sería de propiedad del extranjero. Fuentes cercanas anotaron que los policías de Alto Puno realizarán operativos constantes en los exteriores del penal a fin de intervenir a varones y mujeres que visitan a los internos y así buscar a personas con orden de captura.

Edición digita