El senador federal floridano, Marco Rubio, respalda el juicio por corrupción y la solicitud de arresto en contra del dictador Nicolás Maduro por el caso de corrupción. Los los magistrados venezolanos en exilio y la exfiscal general destiruida Luisa Ortega impulsan que el presidente sea enjuiciado. El caso fue debatido el martes en el Tribunal Supremo de Justicia venezolano en exilio en Bogotá para apertura del antejuicio de mérito en contra de Maduro por el caso de Odebrecht.

El presidente de la República de Venezuela no solo podría ser procesado por los presuntos vínculos con la concesionaria brasilera, sino también la violación de los derechos humanos y crímenes cometidos en su gobierno.

Por eso, las autoridades en exilio piden que se abra un proceso legal contra Maduro, congelación e inmovilización de sus cuentas bancarias y su captura internacional por la Interpol.

Ortega Díaz afirmó que están juzgando al presidente por las investigaciones que realiza el Ministerio Público. Esas diligencias evidenciarían la corrupción y legitimidad de las capitales por el caso Odebrecht porque Maduro firmó convenios con la empresa brasilera.

“En nombre del Estado venezolano estamos aquí para enjuiciar al presidente Maduro, ya que en la investigación preliminar surgieron serios elementos que comprometen su responsabilidad en corrupción y legitimidad de capitales”, dijo la fiscal destituida al destapar el voluminoso expediente.

Estados Unidos todavía no expresó estar conforme y que apoye al juicio, pero el pronunciamiento de Rubio y su respaldo indicaría que un importante sector de Whashigton ve con agrado el juicio iniciado en contra de Maduro.

.

 

Edición digita