Este viernes 6 de abril el congresista Moisés Mamani será interrogado por el área de Enriquecimiento Ilícito y Denuncias Constitucionales de la Fiscalía para que responda sobre los famosos “kenjivideos”, también llamados “Mamanivideos”.

El parlamentario tendrá que decir en qué contexto grabó los videos por el método de una cámara oculta. Asimismo deberá de decir la fuente de quien recibió los equipos y quien tiene los videos originales.

Este llamado de la Fiscalía aparece debido a que el parlamentario por Puno no entregó los videos originales a la Procuraduría Anticorrupción en donde se denuncia la presunta compra de votos a cambio de obras y a la vinculación que tendría el al exministro de Transportes Bruno Giuffra.

Por eso, Mamani podría ser denunciado por “desacato a la autoridad y encubrimiento de información”.

Como se recuerda, la semana pasada el defensor del Estado, Amado Enco, dio un plazo de 48 horas para que el congresista por Puno entregara los videos, pero hasta ahora el parlamentario de Fuerza Popular no entregó los videos. El Ministerio Público también pidió los videos, pero no tuvo respuesta. Como el congresista tiene inmunidad será él quien decida el lugar para dar las declaraciones.

Como se recuerda, Mamani es investigado por el Ministerio Público en Puno por el delito de lavado de activos por ser cabecilla o integrante de una banda criminal que reparte tareas y funciones en donde él financiaría.

Edición digita