Sin Fronteras Puno 

Desaguadero. Cierto personal de Aduanas del puesto de control Ojherani, fueron denunciados por una mujer arequipeña quien dijo que estos servidores le quitaron un total de 5 mil 500 dólares, de los 11 mil 115 dólares que había cobrado en la ciudad de Desaguadero producto de las ventas de mariscos, pota y langostinos. La denunciante dijo que estos productos de mar, los había dejado al crédito en Semana Santa.

La víctima Juana Salas Delgado (47), contó que el último martes cerca de las 02:00 horas, luego de cobrar las deudas en Desaguadero fue intervenida en este puesto aduanero, donde un agente de casaca celeste se acercó a su hija y le empezó a tocar fuera de la casaca en la zona del pecho. La menor reaccionó y el agente les ordenó que bajen las dos.

Otro agente vestido de negro las hizo pasar a un ambiente, en donde una mujer les hizo el registro personal. El monto hallado fue de 10 mil dólares en la mamá y mil 115 dólares en la hija. La agraviada explicó a los agentes que el dinero era producto de las ventas de productos hidrobiológicos. La víctima indicó en su denuncia, que estos agentes creyeron que ella pasaba drogas o que hacía lavado de activos. La mujer se puso a llorar reiterando el proceder del dinero.

La víctima indicó que un agente le refirió: “Es plata falsa. Te van a meter adentro y a tu hija la mandarán a un correccional”

La desesperada arequipeña pidió ayuda a un agente, el mismo que le dijo que se tranquilizara. Uno de los servidores le preguntó si tenía facturas y la mujer dijo que no las tenía.

La denunciante dijo si podía dejarles 100 dólares e irse; pero uno de los agentes le dijo que por 100 dólares no se iba a embarrar las manos; y otro agente delgado le dijo “cinco mil”, diciéndole la declarante “coja”. Este mismo servidor le dijo que dejara 500 dólares del otro monto de dinero que traía su hija. Un agente robusto la filmó y le hizo decir que ingresó con menos de 2 mil dólares y que se retiraba conforme.

.

Edición digita