Menor perdió la visión de los dos ojos. Está postrado en una cama.

Sin Fronteras Arequipa

Callalli. Lizandro tiene apenas 2 años y una enfermedad que le acorta la vida.

El cáncer de ojos que padece le produce dolores intensos en el rostro, lo que genera que no pare de llorar.  Su madre intenta consolarlo, pero no puede hacer nada, permanece postrado en la cama de su vivienda ubicada en Sibayo (Caylloma).

Cada día, la lucha resulta ser cada vez más difícil.

El pequeño nació con una tumoración en uno de los ojos. Al pasar el tiempo, la enfermedad agravó su salud y ahora no puede ver nada.

Hace unos meses, sus padres decidieron buscar atención médica al notar que su condición no mejoraba. Ahí le diagnosticaron el cáncer. Ayer su salud empeoró.

Su padre, Alberto Chaina Ccama (44), trabajador de construcción civil y su esposa decidieron trasladarlo nuevamente a Arequipa.

Los compañeros de Chaina al enterarse de lo sucedido, decidieron ayudarlo, igual el párroco Franz Wildischhofer y los alcaldes de Sibayo y Callalli, quienes costearon los gastos para que el pequeño sea trasladado a Lima.

.

Edición digita