Tacna. Parece que el tiempo terminó dándole la razón al consejero delegado Santos Pablo Agama, quien demandó al gobernador regional Omar Jiménez, realizar de una vez por todas la desactivación del Proyecto Especial Tacna (PET), al conocerse que esta entidad perdió más de 10 millones de soles en el arbitraje con el consorcio Yarascay.

.
“Consideramos de que esto es resultado de que hay profesionales que se designan a dedo, sin tener la capacidad y la formación, aquí debió haber puesto a personal calificado. Esta es la respuesta a la improvisación”, expresó el consejero, que en el 2015 logró la aprobación de la ordenanza regional 007, que dispone la desactivación y liquidación administrativa y financiera del PET.

.
A pesar de que la norma entró en vigencia en octubre de 2016 con su publicación en el diario oficial El Peruano, hasta la fecha el gobernador regional no la ha implementado.

.
“No se ha traído ni una sola gota de agua, se ha gastado millones con el proyecto Kovire… No solo se ha gastado, esto se va al bolsillo de alguien, el PET debe tener responsabilidades, a nadie le importa y se sigue perdiendo”, añadió el consejero que recordó que anteriormente el PET perdió 4 millones de soles en un proceso arbitral con la empresa C&C.

.

GERENCIA DE RECURSOS HÍDRICOS
El consejero señaló que la pérdida ante el consorcio Yarascay demuestra la falta de técnicos en el organismo estatal, que ha sido copado por personal no calificado dispuesto en las diferentes gestiones del gobierno regional.

.
“Moquegua tiene Pasto Grande que represa 200 millones de metros cúbicos, la señora Constantinides (ex presidenta regional de Moquegua) la hizo gerencia de Recursos Hídricos, entonces va gente calificada que conoce el tema de recursos hídricos, ¿por qué no acá?”, se preguntó.

Edición digita