Tacna. Pese al pedido de la desactivación del Proyecto Especial de Tacna (PET) luego que se conociera la pérdida del arbitraje ante el consorcio Yarascay, el vicegobernador regional Guzmán Fernández Delgado no se mostró a favor ni en contra de su liquidación, pero exigió al ejecutivo del gobierno regional se haga una reestructuración de la entidad.

.
“Como una unidad ejecutora debe modificarse toda su estructura, esto es como una gerencia en la cual solo deben centrarse en la parte técnica para que ejecuten obras y que debe haber por lo menos un asesor legal, no el ‘cerro’ de abogados que actualmente hay y que nada tienen que hacer en una obra. El problema también son los repuestos judiciales que generan colapso en el tema administrativo y de presupuesto”, refirió.

.
Fernández consideró que el PET no puede cerrarse porque existe un presupuesto aproximado de 10 millones de soles que entrega el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), lo cual podría perderse si se liquida. “Es algo que tiene que evaluarse”, expresó.

.
En otro momento, lamentó la pérdida del laudo arbitral y culpó a los abogados que defendieron a la entidad por no haber asumido su responsabilidad. De igual forma, cuestionó el fallo del tribunal de la Cámara de Comercio de Tacna por parcializarse a favor de las empresas y en su mayoría emitir fallos en contra de las instituciones.

.
Criticó además a los trabajadores de la Procuraduría Regional de Tacna por los pocos resultados que han demostrado en los últimos años en los casos que han llevado.

.
Más temprano instó al gobernador Omar Jiménez Flores actuar y tomar una decisión definitiva con respecto de los funcionarios que lo rodean, entre ellos la gerente general Sheillah Miñano Bautista, de quien dijo que en dos años no ha mostrado resultados concretos.

Edición digita

importar de  china