Dirigente Guillermo Barreda Arenas es uno de los acusados. Ocurrió el 28 de marzo.

Sin Fronteras Arequipa

Cercado. La Subdirección de Recursos Humanos de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa) resolvió remover de sus funciones temporalmente a 4 trabajadores que, presuntamente, fueron encontrados ingiriendo bebidas alcohólicas dentro de la casa universitaria.
Se trata de Guillermo Barreda Arenas, secretario del Sindicato de Trabajadores de la Unsa (Sutunsa), José Aspilcueta Flores, administrativo de la Biblioteca Virtual, Marcial Corrales Bernedo, servidor de la Biblioteca del Área de Ingenierías, y José Alberto Fuentes Fuentes, encargado de inventarios del Almacén Central de Sociales.

HALLAZGO

Según el expediente 02-2018-OISDRH, el 28 de marzo a las 20:30 horas, dos agentes de seguridad de la Unsa encontraron a varias personas con botellas de gaseosas y licor en los ambientes de la Biblioteca del Área de Ingenierías.
Junto a los acusados estaban Ronald Chacondori Fernández y Albeniz Huaracallo Idme. Ambos no son trabajadores de la Unsa.
Tras ser descubiertos los varones habrían intentado arrebatar el celular de los vigilantes, quienes grabaron y fotografiaron su intervención. En su intento de escapar, uno de los intervenidos saltó por las rejas de la universidad a la Av. Independencia.
Pero fue atrapado por Serenazgo de la Municipalidad Provincial de Arequipa.

SANCIÓN
El 10 de abril la Secretaría Técnica recomendó la destitución de los investigados por infringir el Reglamento de Trabajo.
Ese mismo día, Rocío Rivera Muñoz, subdirectora de Recursos Humanos, ‘removió’ (cambió de área de trabajo) a los 4 servidores de sus actuales cargos por 30 días como medida cautelar mientras dura la investigación.

La casa universitaria considera que los trabajadores habrían vulnerado el Art. 168 del Reglamento que determina como falta grave la “utilización y disposición de los bienes de la Universidad en beneficio propio”.

A los cuatro servidores universitarios se les acusa de usar los “ambientes universitarios para presuntamente libar licor en compañía de sus coprocesados”, según consta en la resolución de Secretaría.

En comunicación con Sin Fronteras, Guillermo Barreda negó los cargos y aseguró que no bebieron alcohol en la reunión. “Es una escalada (ataque) de las autoridades para desprestigiar al sindicato. Tenemos entendido que esas botellas las ha encontrado un estudiante. Una de sus prácticas es recolectar botellas para reciclar”, argumentó.

Mencionó que en esa cita se trataron temas para la reunión a realizarse el jueves (12 de marzo). Iban a acordar el inicio de una huelga contra el hostigamiento de la gestión actual.

El dirigente cuestionó que lo hayan retirado por 30 días a otra área sin esperar sus descargos, que pueden hacer hasta el martes 12 de abril. Agregó que desde enero a la fecha la Oficina de Administración no les otorga la licencia sindical, documento que los acredita como dirigentes.

.

Edición digita

importar de  china