Moisés Mamani

Sin Fronteras Puno

Puno. Moisés Mamani Colquehuanca, el congresista del bloque fujimorista que saltó a la fama por revelar los ‘kenjivideos’ que determinaron la caída del régimen de Pedro Pablo Kuczynski, además se puede vanagloriar de ser un mal padre y también por su abultada fortuna que, según sospecha de la Fiscalía, fue conseguida a través de actividades  criminales, como la minería ilegal y el narcotráfico.

Tal como lo revelamos en sendos informes, este sinuoso personaje es investigado por la Fiscalía de Lavado de Activos, que dirige Héctor Huacasi Lavilla, quien lo ha citado que hoy comparezca a las 08:30 horas a rendir su testimonio por graves cargos y desbalance patrimonial, ya que declaró ante el JNE que el 2015 ganó 466 mil soles como gerente de la empresa de vigilancia Eservip, que curiosamente no existe y fue dada de baja en el 2012.

Él y otras 52 personas están investigadas por el mismo delito de lavado de activos, ya que muchos serían sus testaferros, pues con ellos crearon empresas con sumas módicas -desde 1 mil soles-, y al poco tiempo les inyectaba grandes cantidades y luego se las absorbía. Así, desde 1994 al 2005 constituyó 18 empresas, inyectando al sistema bancario la friolera suma de 2 millones 163 mil 882 soles, casi todo por “abajo”.

Junto a Mamani Colquehuanca, también están citados Jaime Pari Olvea, Gregoria Ramos Alejo y Sonia Calsín Mamani, con quienes levantó sus primeras empresas ante la Sunat. Cabe recordar que Gregoria Ramos lo denunció porque la abandonó a ella y su hija de tan solo dos meses de nacida: otra de sus “perlas”.

Lo que complica su situación del autor de los ‘kenjivideos’, es que ya hace un par de años, un comunero que se salvó de ser asesinado por ‘narcoronderos’, contó que lo iban a matar cuando se enteraron que espiaba la siembra y cosecha de hoja de coca, así como el procesamiento de cocaína en la comunidad Colorado de la Amazonía,  ubicada en el distrito de San Pedro de Putina Punco, límite con La Oroya, de Bolivia.

Sin Fronteras publicó otros reportajes en el 2017, y esa “narcocomunidad” fue anulada, pues aparte de haber sido creada dentro del Parque Bahuaja Sonene, no realizaba labores de agricultura ni ganadería. Así se demostró con fotografías satelitales donde se veían grandes extensiones de la hoja milenaria.

.

Delación muy grave

¿Pero qué fue lo que contó ese testigo a la Fiscalía y también a la  Policía Antidrogas de Lima? Que Moisés Mamani y un hermano suyo, solían frecuentar la zona y que el hoy parlamentario sacaría embarques de droga en avioneta por aeropuerto que funcionaba en Colorado.

Dicha denuncia se hizo pública el último viernes 12 de abril en el programa “A pensar más”, de Rosa María Palacios, en una radio de la capital.

Allí dijo que conversó con el delator, quien con lujo de detalles le contó que Moisés Mamani “habría sacado cargamentos de drogas por ese aeródromo clandestino hasta Bolivia”.

“Yo conocí al testigo protegido que dio su testimonio ante la Procuraduría, en esencia contaba que había una pista de aterrizaje en San Pedro de Putina Punco, y que el señor Mamani habría enviado vuelos hacia Bolivia desde ese aeropuerto con cargamento de cocaína”, expresó en radio de señal abierta en Lima.

.

Narcopartido

El entrevistado redundó que ni los anteriores gobiernos, ni el de PPK, ni el actual que conduce Martín Vizcarra tuvieron ni tienen una política de gobierno contra el narcotráfico.

Antezana siempre ha sido crítico con la presencia de esta ilegal actividad dentro de la política y gobierno, y sin temor advirtió sobre los narcocandidatos en Puno. Quizás en la anterior campaña no reveló el nombre pero está vez sí lo hizo.

.

¿Cocales?

El fiscal Huacasi Lavilla también rastreó que hasta el 2014, Mamani Colquehuanca adquirió ocho inmuebles, incluyendo un predio rústico de 345 hectáreas y 3000 m2 en la provincia de El Dorado, región de San Martín, a la friolera suma de 4 millones 300 mil soles y otras 6 hectáreas de terrenos en los valles del Huallaga Central, a 180 mil soles. A esto se suman las compras de lujosos autos.

.

Edición digita

importar de  china